Nuestro permanecer cambiando


Hace 7 años, elegí esta imagen para representar lo que por entonces fue mi movimiento hacia una nueva decisión de vida. Durante esta etapa he navegado por casi todos los ríos y arroyos. Me he concentrado especialmente en las aguas de más allá del Paraná de la Palmas. Con más de 7.500 horas de navegación, he guiado y asistido, tanto en embarcaciones propias como ajenas, a pescadores, navegantes, espíritus inquietos y espíritus sosegados, a los amantes de la naturaleza en general y en particular a quienes disfrutan de nuestro Delta y Río de la Plata.
Durante estos 7 años he aprendido mucho y algunas cosas he enseñado. Sin dudas, en la mayoría de los casos he logrado transmitir el inmenso respeto y cariño que siento por estas aguas y las sombras verdes de sus islas. Muchos de mis clientes ahora tienen embarcación propia y continúan descubriendo y navegando, otros han decidido hacer del Delta su lugar de trabajo y otros aún siguen permitipendome compartir con ellos esas experiencias tan queribles, las de navegar y "estar juntos en el río".

 

    

 

En este permanecer cambiando y luego de haber recorrido algunos caminos alternativos, elijo una nueva imagen que, entiendo, hoy me representa en esta nueva etapa.
En este relanzamiento de Delta Aventura en el que mantengo la misma vocación de servicio de siempre quisiera presentarle, al pie de este texto, mi nueva imagen.
Quisiera invitarlo a recorrer esta nueva página de servicios y alternativas para su tiempo libre, a la vez que invitarlo a que se comunique con nosotros si hubiere alguna cosa en la que crea que puedo ser de utilidad.